jueves, 31 de mayo de 2012

Con el Pan bajo el Brazo




  Saber subir y jugar "el papel" para después...bajar...bajar con los ingredientes...con la harina, con la sal, con el agua...y ver...en lo profundo...en la oscuridad luminosa


                                                   El Infinito


                   Y luego...volver a subir y regresar...regresar "al papel"



     
                                                   Con el Pan bajo el brazo

                                  
                                                                                                                            
                                                        RSB




                        http://www.youtube.com/embed/-RWOQKv4Vw8


                         http://www.youtube.com/embed/--q3lzHRMCo




lunes, 28 de mayo de 2012

Mírate al Espejo




 Soy maestra en una escuela. Me gusta cerrar la puerta de mi clase y que suceda la magia. El que lo ha vivido conmigo lo sabe. Es difícil de contar.
 Veo en cada ser humano una posibilidad, una grandeza, a veces, apagada, exenta de luz...pero grandeza. Es un don. Doy gracias a Dios por él.  
 Cuando estoy frente a mis alumnos el primer día del curso, ya vislumbro quien no cree en su poder. El tiempo...me permite ir más allá. Algunos no están preparados para crecer aún. Lo acepto y simplemente...les acompaño.

 Cada dia cuenta. Hoy también.


 Mírate al espejo...busca al Maestro.



 SCG




Xibalbá / La Muerte como Creadora de Vida







"Después descendieron el camino que llevaba a Xibalbá, de pendientes muy en declive. Habiendo descendido así, llegaron al borde de los ríos encantados, de barrancos llamados Barranco Cantante Resonante, Barranco Cantante, que pasaron sobre ríos encantados con árboles espinosos; innumerables (eran) los árboles espinosos, pasaron sin hacerse daño. En seguida llegaron al borde del río de la Sangre, (y) allí pasaron sin beber. Llegaron a otro río, de agua solamente; no habiendo sido vencidos, lo pasaron también. Entonces llegaron allí donde cuatro caminos se cruzaban: allí fueron vencidos, allí donde cuatro caminos se cruzaban. Un camino rojo, un camino negro, un camino blanco, un camino amarillo; cuatro caminos."

                                                       Popol Vuh o Libro del Consejo (Mitología Maya)




  Una de las partes del Popol Vuh narra el enfrentamiento entre los Señores de Xibalbá (el Inframundo o Cielo o Ciudad Maya de los Muertos) y dos pares de gemelos divinos:  Hun-Hunahpú y Vucub-Hunahpú, que fueron derrotados, y los hijos del primero (Hunahpú e Ixbalanqué), que saldrían victoriosos gracias a su ingenio y conocimiento de la magia.
  La derrota de Hun-Hunahpú y Vucub-Hunahpú les trae como consecuencia la muerte y posterior descuartizamiento, siendo colocadas sus cabezas en las ramas de un árbol del Inframundo que tras ésto floreció y dió sus frutos. De uno de esos frutos saldría la savia que tocaría Ixquic, Señora también de Xibalbá, que quedó en cinta de Hunahpú e Ixbalanqué.






 Hay cosas que han de morir en nosotros...para que otras...encuentren la vida.


 RSB





             

jueves, 24 de mayo de 2012

Un Mundo Azul




  Un Mundo Azul en el que Vivir. Una Casa sin puertas, ni ventanas. La Luz del Sol en nuestras Miradas y en nuestros Corazones. Un Mundo en el que Amar no sea tan doloroso. Un Mundo en el que no exista ni el tú ni el yo. Un Mundo en el que la palabra separación no tendrá razón de ser porque recordaremos que Todo está en Todo. Un mundo de Arboles y Rosas. Un Mundo en el que dentro y fuera signifiquen lo mismo. Un Mundo de Música y de Silencio. Un Mundo de Caminos que se pierden y se reencuentran en el Horizonte. Un Mundo de Alegría sin miedo. Un Mundo en el que el único Fuego sea el del Corazón. Un Mundo de Manos extendidas. Un Mundo en el que Ser sea necesario.

 ¿Será la Tierra ese Mundo Azul?


 RSB



 http://www.youtube.com/embed/nLXgR4R27nA




FERNANDO PESSOA




                                    Si yo pudiera morder la tierra toda
                                    Y sentirle el sabor
                                    Sería más feliz por un momento.

                                    Pero no siempre quiero ser feliz
                                    Es necesario ser de vez en cuando infeliz
                                    Para poder ser natural.

                                    No todo es días de sol y la lluvia,
                                    Cuando falta mucho, se pide.

                                    Por eso tomo la infelicidad con la felicidad
                                    Naturalmente, como quien no se extraña
                                    De que existan montañas y planicies
                                    De que haya rocas y hierbas.

                                    Lo que es necesario es ser natural y calmado
                                    En la felicidad o en la infelicidad.

                                    Sentir como quien mira
                                    Pensar como quien anda,
                                    Y, cuando se ha de morir,
                                    Recordar que el día muere
                                    Y que el poniente es bello
                                    Y es bella la noche que queda.


                                     Así es y así sea.


                           
                           

miércoles, 23 de mayo de 2012

Danzando






 Amar lo que uno es y lo que no es.

 Amar lo creado para llegar al creador. Amar al hijo para llegar al padre. Amar el vacío...lo espacios que unen...los silencios entre las palabras...lo no dicho...lo no vivido. Amar lo que se ve y lo que no se ve pero...se siente. Amar la gestación,

el continuo sin fronteras que separen o dividan.




 RSB



martes, 22 de mayo de 2012

ALFRED TENNYSON




                              No me preguntes más: podrá la luna
                                      tirar del mar; la nube, tomar forma
                                      de cabo o de montaña con sus pliegues.
                              Mas, ¿cuándo he respondido a tu cariño?
                                                No me preguntes más.



                              No me preguntes más, pues ¿qué diría?
                                       No te quiero en los huesos y ojeroso;
                                       mas no deseo, amigo, que te mueras.
                              No preguntes: no vaya a darte vida.
                                               No me preguntes más.



                              Están sellados ya nuestros destinos;
                                        en vano quise huir de la corriente;
                                        que el gran río me lleve hasta la mar.
                              Basta, amor, que con un roce me entrego.
                                               No me preguntes más.






La Vida



 Ser consciente del paso del tiempo es un regalo. Una bendición que se nos otorga por vivir en este mundo. El paso del tiempo te permite ser testigo del crecimiento de la semilla, del ciclo Vida-Muerte-Vida. Te permite ser observador de cómo La Vida se abre paso de forma brutal e inexorable superando cualquier obstáculo, superando cualquier barrera, superando cualquier muerte.
 No tener Fe en la Vida como algo que fluye a través de todos y de todo más allá de nuestros esfuerzos, más allá de nuestras dudas, es estar ciego en el Paraíso de la Abundancia.

 La Vida nos espera...



 RSB




  http://www.youtube.com/embed/rRBLXyn81bk




lunes, 21 de mayo de 2012

LA MUJER ESQUELETO





 Había hecho algo que su padre no aprobaba, aunque ya nadie recordaba lo que era. Pero su padre la había arrastrado al acantilado y la había arrojado al mar. Allí, los peces se comieron su carne y le arrancaron los ojos. Mientras yacía sobre la superficie del mar, su esqueleto daba vueltas y más vueltas en medio de las corrientes.

 Un dia vino un pescador a pescar, bueno, en realidad, antes venían muchos pescadores a esta bahía pero aquel pescador se había alejado mucho del lugar donde vivía y no sabía que los pescadores de la zona procuraban no acercarse por allí pues decían que en la cala había fantasmas.

 El anzuelo del pescador se hundió en el agua y quedó prendido nada menos que en los huesos de la caja torácica de la Mujer Esqueleto. El pescador pensó: "¡He pescado uno muy gordo, uno de los más gordos!". Ya estaba calculando mentalmente cuántas personas podrían alimentarse con aquel pez tan grande, cuánto tiempo les duraría y cuánto tiempo él se podría ver libre de la ardua tarea de cazar. Mientras luchaba denodadamente con el enorme peso que colgaba del anzuelo, el mar se convirtió en una agitada espuma que hacía balancear y estremecer el kayak, pues la que se encontraba debajo estaba tratando de desengancharse. Pero cuanto más se esforzaba, más se enredaba con el sedal. A pesar de su resistencia, fue inexorablemente arrastrada hacia arriba remolcada por los huesos de sus propias costillas.

 El cazador, que se había vuelto de espaldas para recoger su red, no vió como su calva cabeza surgía de entre las olas, no vió las minúsculas criaturas de coral brillando en las órbitas de su cráneo, ni los crustáceos adheridos a sus viejos dientes de marfil.
 Cuando el pescador se volvió de nuevo con la red, todo el cuerpo de la mujer había aflorado a la superficie y estaba colgando del extremo del kayak prendido por uno de sus largos dientes frontales.

 "¡AAAAHHHH!" gritó el hombre mientras el corazón le caía hasta las rodillas, sus ojos se hundían aterrorizados en la parte posterior de la cabeza y las orejas se le encendían de color rojo. "¡AAAHHH!", volvió a gritar, golpeándola con el remo para desengancharla de la proa y remando como un desesperado rumbo a la orilla. Como no se daba cuenta de que la mujer estaba enredada en el sedal, se pegó un susto tremendo al verla de nuevo, pues parecía que ésta se hubiera puesto de puntillas sobre el agua y lo estuviera persiguiendo. Por mucho que zigzagueara con el kayak, ella no se apartaba de su espalda, su aliento se propagaba sobre la superficie del agua en nubes de vapor y sus brazos se agitaban como si quisieran agarrarlo y hundirlo en las profundidades.

 "¡AAAAHHHH!", gritó el hombre con voz quejumbrosa mientras se acercaba a la orilla. Saltó del kayak con la caña de pescar y echó a correr, pero el cadaver de la Mujer Esqueleto, tan blanco como el coral, lo siguió brincando a su espalda todavía prendido en el sedal. El hombre corrió sobre las rocas y ella lo siguió. Corrió sobre la tundra helada y ella lo siguió. Corrió sobre la carne puesta a secar y la hizo pedazos con sus botas de piel de foca.

 La mujer, que lo seguía por todas partes,  incluso había agarrado un poco de pescado helado mientras él la arrastraba en pos de sí; y ahora estaba empezando a comérselo pues llevaba muchísimo tiempo sin llevarse nada a la boca. Al final, el hombre llegó a su casa de hielo, se introdujo en el tunel y avanzó a gatas hacia el interior. Sollozando y jadeando permaneció tendido en la oscuridad mientras el corazón le latía en el pecho como un gigantesco tambor. Por fín estaba a salvo, sí, a salvo gracias a los dioses, gracias al Cuervo, sí, y a la misericordiosa Sedna, estaba...a salvo...por fin.

 Pero cuando encendió su lámpara de aceite de ballena, la vió allí acurrucada en un rincón sobre el suelo de nieve de su casa, con un talón sobre el hombro, una rodilla en el interior de su caja torácica y un pié sobre el codo. Más tarde el hombre no pudo explicar lo que ocurrió, quizás la luz de la lámpara suavizó las facciones de la mujer o, a lo mejor, fué porque él era un hombre solitario. El caso es que se sintió invadido por la compasión y lentamente alargó sus mugrientas manos y, hablando con dulzura como hubiera podido hablarle una madre a un hijo, empezó a desengancharla del sedal en el que estaba enredada.

 "Bueno, bueno". Primero le desenredó los dedos de los pies y después los tobillos. Siguió trabajando hasta bien entrada la noche hasta que, al final, cubrió a la Mujer Esqueleto con unas pieles para que entrara en calor y le colocó los huesos en orden tal y como hubieran tenido que estar los de un ser humano.

 Buscó su pedernal en el dobladillo de sus pantalones de cuero y utilizó unos cuantos cabellos suyos para encender un poco más de fuego. De vez en cuando la miraba mientras untaba con aceite la valiosa madera de su caña de pescar y enrollaba el sedal de tripa. Y ella, envuelta en pieles, no se atrevía a decir ni una sola palabra, pues temía que aquel cazador la sacara de allí, la arrojara a las rocas de abajo y le rompiera todos los huesos en pedazos.

 El hombre sintió que le entraba sueño, se deslizó bajo las pieles a dormir y enseguida empezó a soñar. A veces, cuando los seres humanos duermen, se les escapa una lágrima de los ojos. No sabemos qué clase de sueño lo provoca, pero sabemos que tiene que ser un sueño triste o nostálgico. Y eso fué lo que le ocurrió al hombre.

 La Mujer Esqueleto vió el brillo de la lágrima bajo el resplandor del fuego y, de repente, le entró mucha sed. Se acercó a rastras al hombre dormido entre un crujir de huesos y acercó la boca a la lágrima. La solitaria lágrima fué como un río y ella bebió, bebió y bebió hasta que consiguió saciar su sed de muchos años.

 Después, mientras permanecía tendida al lado del hombre, introdujo la mano en el interior del hombre dormido y le sacó el corazón, el que palpitaba tan fuerte como un tambor. Se incorporó y comenzó a golpearlo por ambos lados: ¡Pom, Pom!...¡Pom, Pom!.

 Mientras lo golpeaba se puso a cantar ¡Carne, carne, carne!...¡Carne, carne, carne!. Y cuánto más cantaba, tanto más se le llenaba el cuerpo de carne. Pidió cantando que le saliera el cabello y unos buenos ojos y unas rollizas manos. Pidió cantando la hendidura de la entrepierna y unos pechos lo bastante largos como para envolver y dar calor y todas las cosas que necesita una mujer.

 Y cuando terminó, pidió cantando que desapareciera la ropa del hombre dormido y se deslizó a su lado en la cama, piel contra piel. Devolvió el gran tambor, su corazón, a su cuerpo y así fué como ambos se despertaron, abrazados el uno al otro, enredados el uno en el otro después de pasar la noche juntos, pero ahora de otra manera, de una manera buena y perdurable.

 A partir de entonces, las criaturas que ella había conocido durante su vida bajo el agua, se encargaron de proporcionarles siempre el alimento. La gente dice que es verdad y que eso es todo lo que se sabe.



                                   CLARISSA PINKOLA ESTES. Mujeres que corren con los lobos.








sábado, 19 de mayo de 2012

Penúltima Diapositiva





A vosotros, padres, Guerreros de la Luz.



 Un guerrero de la Luz sabe que es importante medir las fuerzas pues la batalla puede alargarse más de lo esperado y la dirección del viento cambiar.

 Un guerrero de la Luz sabe que no hay mayor Luz, no hay mejor espada, que la Bondad. Que todo está bien y tiene un sentido.



 Mi amiga Raquel me envió esta música para que no olvidara mi tarea. "Que esta música guerrera y llena de libertad te inspire"  me dijo.

 Y yo a vosotros os digo:


   SIEMPRE VOLAD ALTO, COMO EL ÁGUILA.

   OBSERVAD CON PERSPECTIVA.

   ALEJAOS DE LA ESTRECHEZ DE MIRAS, GANAD ALTURA, MUCHA ALTURA...

   LA QUE OS PERMITA MIRAR AL HIJO EN LA GRANDEZA DE LO QUE YA ES
   Y LO QUE LLEGARÁ A SER.

   NO  TEMAIS.


  
  SCG










jueves, 17 de mayo de 2012

Aprender a Volar




 Como una vez me dijo un amigo muy querido y luego me recordó Michael Jordan...en la vida...lo primero que hay que hacer y con urgencia es...fracasar.


 RSB



 "He fallado mas de 9000 tiros en mi carrera. He perdido casi 300 partidos. 26 veces han confiado en mí para lanzar el tiro que ganaba el partido y lo he fallado. He fracasado una y otra vez en mi vida, y es por eso por lo que tengo éxito".
                                                    




                                  http://www.youtube.com/embed/yV-Ud2Lr9L4




                                                                                                            

Vivir en la Frontera




                                         




 Vivir en la frontera.


 Vivir en ese territorio salvaje de mestizaje e intercambio donde la mirada se abre y lo abraza todo. Donde el espejismo de la separación, el aislamiento y la soledad se diluye para dar paso a un vasto espacio en el que no existen las distancias.
 Vivir en ese lugar que te transforma en un ser vulnerable -y a veces ambiguo a ojos de otros- en el que la identidad se negocia a cada instante. Donde has de liberarte del apego y confiar en la memoria del cuerpo para poder fluir con las corrientes que vienen y van...

 Salir y entrar. Traspasar. Penetrar. Voltear. Girar. Abrir. Exponer. Observar. Comprender. Intercambiar. Integrar. RECORDAR.

 Territorio de verdad descarnada donde al mañana se llega en el hoy. Donde lo pequeño y cotidiano se vuelve grande y luminoso. Donde yo habito mi casa.




 RSB




miércoles, 16 de mayo de 2012

Una Flor






Para cambiar el curso de los acontecimientos sólo es necesario un pequeño gesto...y la voluntad de llevarlo a cabo.



 RSB



sábado, 12 de mayo de 2012

Historias de Hospital





Tenía 75 años. Estaba tetrapléjico. Era tan grande que casi no cabía en la cama. No podía hablar pero cuando te dirigías a él te contestaba asintiendo o negando con la cabeza. Una gran escara en la que podías meter el puño cubría toda su zona sacra. Su mujer, sentada junto a él, me contaba su historia. Se quedó así con 60 años. Estábamos en Alicante de vacaciones. Le dio un mareo y cayó al suelo. Llevaba meses con mareos por una hernia cervical. Al caer se golpeó en la cabeza y se dañó la médula. Al principio estaba en casa pero al final decidimos trasladarle a una residencia. Siguió y siguió contándome cosas...que si la residencia estaba muy lejos...que si la culpa la tenia la Consejería de Sanidad...que a ella le costaba caminar y, claro, solo podía ir una vez en semana...¿y sus hijos?, con sus hijos no podía contar porque cada uno tenía "su vida". Estaban muy ocupados y ya tenían suficiente con llevarla y traerla y ocuparse de ella.

 Soy consciente de que las historias siempre me llegan sesgadas. Me faltan datos, personajes, emociones, experiencias...pero aún sabiendo todo ésto nunca puedo dejar de preguntarme: ¿qué pasa por el corazón y la cabeza de las personas que ven como algo normal que un hombre pase quince años de su vida tumbado en una cama siendo zarandeado por gente que aun queriendo hacerlo lo mejor posible estarán tan sobrecargados de trabajo que no tendrán tiempo de sentarse a su lado, acariciarle, leerle, contarle historias...abrirle puertas y ventanas a un alma encerrada en un cuerpo inmóvil?¿Un hombre cuyo único incentivo día tras día será escuchar la televisión que, por supuesto, nunca dejará de estar encendida?¿Un hombre que por la inmovilidad y la falta de actividad irá desarrollando en su cuerpo heridas que incrementarán aún más su sufrimiento?. Me entran ganas de llorar al pensar que podría ser mi padre y no consigo ponerme en la situación de sus hijos. No lo consigo porque aparcaría sin dudar todos mis sueños, todos mis proyectos, adaptaría toda mi vida para cuidar de aquel que me dio el regalo más maravilloso del mundo: LA VIDA.

 Lo único que no me hace pensar que este mundo es una gran mentira o UNA GRAN MIERDA es considerar que quizás sus hijos no recibieron el amor que yo recibí y que ahora me permite no dudar en reconocer lo que es verdaderamente importante de lo que no lo es. Aunque, sinceramente, no es un gran consuelo. También cabe la posibilidad de que yo viva en "una burbuja carente de realidad" o que haya gente que "tenga que pasar por sufrimientos intensos porque es la consecuencia de una lección no aprendida en otras vidas" como alguna vez me han dicho personas que se consideraban "muy espirituales".


 Sea de una forma o de otra el caso es que me alegra ser consciente de

"LA HUMEDAD DE MI CORAZON".



 RSB




http://www.youtube.com/embed/iczaDcixBj4




viernes, 11 de mayo de 2012

Telling Stories




  Las historias nunca tienen final.
    Para poder contarlas se elige un final.

         Ayer
  
               Hoy

                      Mañana

                             Pero...mas allá de ese final...

      
                                                                      ...la historia siempre continúa...




                                                                                                                RSB



  http://www.youtube.com/embed/wapCTd5fS2Y




lunes, 7 de mayo de 2012

Los Cuentos





"Un relato tiene poder emocional: otorga sentido, ilusión y esclarecimiento a un tiempo; vincula el cuerpo y la mente. Puede ser tan sencillo como un proverbio o tan elaborado como una biografia; proviene de una conversacion, un recorte de periodico, una pelicula o un mito. Un relato puede insuflar el poder de la imaginacion a una situación. Si nos identificamos con el relato, lo interiorizamos y cada célula y molécula de nuestro organismo  responde a él; si una persona atraviesa una crisis o se sume en la incertidumbre, las palabras adecuadas insuflan aliento vital. Hay una reaccion inmediata cuando el alma establece un vínculo entre un relato y mi relato."


                              Jean Shinoda Bolen. El sentido de la enfermedad. Un viaje del alma.
         


  ...Siempre que se narra un cuento se hace de noche. Dondequiera que esté la casa, cualquiera que sea la hora, cualquiera que sea la estación, la narración del cuento hace que una noche estrellada y una blanca luna se filtren desde los aleros y permanezcan en suspenso sobre las cabezas de los oyentes. A veces, hacia el final del cuento, la estancia se llena de aurora, otras veces queda un fragmento de estrella o un mellado retazo de cielo de tormenta. Pero cualquier cosa que quede es un don que se debe utilizar para trabajar en la configuración del alma...


             Clarissa Pinkola Estés. Fragmento del poema "At the Gates of the City of the Storyteller God"






 Hasta hoy me llega el recuerdo del día de Navidad de hace ya más de veinticinco años en el que mi madre y sus amigas nos llevaron a todos los niños a ver, en un cine cercano a la calle Goya, esta película sobre los Hermanos Grimm. Aún hoy permanece la sensación de la oscuridad rodeándome mientras una explosión de magia, color y música se desarrollaba ante mis ojos. Desde ese día los cuentos y yo hemos sido...inseparables.



 RSB



http://www.youtube.com/embed/Uj0N8LlVWzU

http://www.youtube.com/embed/_QPWzPjpbwk




sábado, 5 de mayo de 2012

MASA





Al fin de la batalla,
y muerto el combatiente, vino hacia él un hombre
y le dijo: "No mueras, ¡te amo tanto!"
Pero el cadáver ¡ay! siguió muriendo.

 Se le acercaron dos y repitiéronle:
"¡No nos dejes! ¡Valor! ¡Vuelve a la vida!"
 Pero el cadáver ¡ay! siguió muriendo.

 Acudieron a él veinte, cien, mil, quinientos mil,
 clamando:"¡Tanto amor y no poder nada contra la muerte!"
 Pero el cadáver ¡ay! siguió muriendo.

 Le rodearon millones de individuos,
 con un ruego común: ¡Quédate, hermano!"
 Pero el cadáver ¡ay! siguió muriendo.

 Entonces, todos los hombres de la tierra
 le rodearon; les vió el cadaver triste, emocionado;
 incorporóse lentamente,
 abrazó al primer hombre; echóse a andar...



                                            César Vallejo. España, Aparta de mí este cáliz, 1937

 



 Es una máxima que aplico en mi vida, "juntos, somos más". Una coral donde cada voz tiene su sitio y se necesita su timbre para dar el color completo a la obra. "Juntos, somos más". Desde niña, este poema me emocionó. Recuerdo a la madre Ruiz hablando de aquellos poetas deprisa y corriendo como si la época y los contenidos le asustaran o enfadaran. Nunca llegué a saber cuál de las dos cosas era. Me recuerdo leyendo este poema con quince años y sintiendo que aquello hablaba de mí. Bendita poesía, voz de lo desconocido en uno mismo, que pone nombre a las cosas que uno ni siquiera imaginaba.



 SCG




miércoles, 2 de mayo de 2012

MAYA ANGELOU




Maya Angelou (Sant Louis, Misuri 4 de Abril de 1928)  poetisa y novelista,  activista por los derechos civiles, actriz y cantante. Profesora de literatura y estudios americanos en la Universidad Wake Forest, en Carolina del Norte.
 A los 8 años Maya vivió una serie de hechos traumáticos  que provocaron en ella un mutismo patológico. Durante su mudez descubre su vocación por la lengua. Permanece muda durante cinco años hasta que una profesora consigue que vuelva a hablar tras convencerla de que sólo podría apreciar verdaderamente las letras si es capaz de hablar nuevamente.
 Esta etapa de su vida es relatada en su novela autobiográfica I know why the caged bird sings (Sé por qué el pájaro enjaulado canta), publicada en 1970 y de la que vendería más de un millón de ejemplares por todo el mundo, además de inspirar una versión cinematográfica.
 En casi todas sus obras denuncia el racismo y exalta el valor, la perseverancia, la supervivencia y la propia estima.
 Cuando fue entrevistada en su 70ª cumpleaños se le preguntó sobre qué pensaba de envejecer. Ella respondió que era una experiencia emocionante; y respecto a los cambios fisicos dijo que muchos ocurrían a diario...como sus senos que parecían estar en una carrera para ver cuál de los dos alcanzaría su cintura primero.



Maya Angelou dijo ésto:

Aprendí que no importe lo que pase, o cuán malo puede parecer el día de hoy, la vida continúa, y mañana será mejor.”
Aprendí que se puede decir mucho sobre una persona a partir de la manera en que maneja estas tres situaciones: un día lluvioso, equipaje perdido, y luces navideñas enredadas.”
Aprendí que sin importar la relación que tengas con tus padres, los extrañarás cuando ya no estén en tu vida.”
Aprendí que “algo de que vivir” no es lo mismo que “vivir”.
Aprendí que a veces la vida te da segundas oportunidades.”
Aprendí que no hay que ir por la vida con guantes de béisbol en ambas manos, tienes que aprender a tirar algunas cosas.”
Aprendí que cuando decido algo con un corazón abierto, casi siempre tomo la decisión correcta.”
Aprendí que todos los días deberías acercarte y tocar a alguien. La gente ama un cálido abrazo, o simplemente una palmada amistosa en la espalda.
Aprendí que aún tengo mucho por aprender.”
Aprendí que las personas olvidarán lo que dijiste, olvidarán lo que hiciste, pero las personas nunca olvidarán cómo las hiciste sentir.”


 
  Uno de sus poemas más conocidos y la voz que lo ha convertido en una deliciosa canción,"Phenomenal Woman", de la cantante Ruthie Foster. Es el clamor de afirmación de una mujer...