miércoles, 28 de noviembre de 2012

Rojo y Verde









 "Una mujer que toma conciencia de su ciclo y las energías inherentes a él, aprende a percibir un nivel de vida que va más allá de lo visible; mantiene un vínculo intuitivo con las energías de la vida, el nacimiento y la muerte, y siente la divinidad dentro de la Tierra y de sí misma"


              LUNA ROJA, los dones del ciclo menstrual. Miranda Gray. Ed Gaia





Lo Real / Lo Irreal







 Veo un campo de vides. Parece un campo castellano. Gente escondida en los surcos de la tierra. Un hombre con sotana ara el campo. Los que se ocultan se dirigen hacia donde él se encuentra mientras éste les increpa con dureza. Alguien, por detrás, le golpea en la cabeza. El grupo se encamina por un sendero hacia el pueblo. Al fondo, un pinar. En la imagen siguiente corro por las calles del pueblo tratando de encontrar un lugar donde esconderme. Mientras despertaba oía una voz que decía el Pimpollar...el Pimpollar.


 A la mañana siguiente el nombre y los detalles de lo soñado estaba tan vívido en mí y su sentido y significado tan desconocido, que decidí mirar en Internet bajo "sucesos en el Pimpollar". Este texto fue parte de lo hallado...





Angel Piedras nació en Nava del Rey, provincia de Valladolid, en 1910. Hijo de una familia de jornaleros, también él trabajó en el campo hasta los 26 años. Fue detenido y encarcelado durante la Guerra Civil Española. Tras 101 días de condena a muerte, su pena fué conmutada por la de carcel. Salió indultado en 1944. 

 Este es su testimonio en boca de su sobrino-nieto.




 Lo verdaderamente importante de la obra de Angel Piedras son las listas, es decir, la configuración de una lista definitiva de todos los represaliados de Nava del Rey. Ello, nos consta, supuso para él, una labor de investigación, de visita, de interpelación, de pesquisa para lograr un índice completo. La labor de investigación sintética se vió obstaculizada por un motivo del que a estas alturas somos ya bien conscientes: el silencio y la desmemoria de los interpelados; al menos, de buena parte de ellos...Angel Piedras se había autoexcluido de su propia comunidad (la comunidad de las víctimas de Nava del Rey) por ser incapaz de soportar el olvido que buena parte de dicha comunidad manifestaba abiertamente; en especial, cuando tal olvido era fingido, cuando tal olvido era un "no querer acordarse"...un "no querer comprometerse". -Y dice la mayoría que de eso no hay que acordarse- reza el verso que encabeza nuestro trabajo. Angel Piedras estaba añadiendo así un nuevo elemento a su discurso: la vergüenza, la vergüenza de muchas víctimas a reconocerse como víctimas; una vergüenza redoblada por la convivencia, dependencia o amistad, con los que otrora habían sido colaboradores, delatores, instigadores de asesinatos o directamente asesinos. (...) La redacción de los cuadernos se convierte en un sustituto de su aislamiento, de su autorreclusión en un medio hostil que no lo reconoce como igual y en el que resulta molesto. Para él, por ejemplo, el Hogar del Jubilado, era el espacio típico de la promiscuidad, el espacio donde nadie quería recordar, por ello, había decidido no volver a pisarlo, mientras que sus cuadernos eran el sumo opuesto, el lugar de la denuncia radical, desnuda, el espacio donde la memoria encontraba su perfecto despliegue, el lugar donde el pasado fluía libre de las ataduras de la vergüenza. (...) Hay muchas víctimas que no se reconocen como tales sino que se avergüenzan de una circunstancia que lastra en cierta medida su promoción en un presente en desarrollo. El silencio es a menudo fruto de la necesidad de extirpar un pasado incómodo que podría comprometer las aspiraciones del presente. (...) - el sujeto masoquista no puede asumir su placer más que en el amo, el sujeto sádico no puede reconocerse como tal, no puede asumir su saber impasible salvo transmitiéndoselo al esclavo por medio de una instrucción y de un castigo infinitos. (...) Esa indisociabilidad entre disciplina y goce, en que los dos sujetos llegan a coincidir por un instante, es, precisamente, la vergüenza-"



         LA LISTA DE ANGEL PIEDRAS. Memoria de la Guerra Civil y Subalternidad


                                            Pedro Piedras Monroy


  

 Me es muy común observar la paradoja de personas verbalizando frases tan opuestas como éstas: 

 - La muerte, el dolor y el sufrimiento no existen si elevas tu vibración, si afrontas tus miedos / La vida es dolor y sufrimiento. 

 - La causa de tu enfermedad eres tú / La enfermedad es una desgracia que no puedes prever.
 - El pasado y el futuro no son, únicamente es el presente / Mi vida se acabó en aquel momento o vivo hipotecado a mi futuro.
 - El rechazo del mundo es reflejo de tu propia falta de aceptación / Nadie me quiere, no encuentro mi lugar. 
 - Lo que perciben tus sentidos no es real, nada es lo que parece / Solo es real aquello que puedes demostrar a través de los sentidos.
 - Esta frecuencia vibratoria es "más elevada" que esta otra y por tanto "más válida" / No existe más mundo que éste...

 A veces me pregunto, ¿en qué mundo me encuentro yo que existen tantas cosas que son inexistentes para otros?¿qué mundo será ese en el que pasado, presente y futuro tienen el mismo peso y la misma fuerza, en el que la armonía y el orden pasan por la disarmonía y el caos, en el que toda acción es amor experimentado desde frecuencias "diferentes", en el que vigilia y sueño se funden y se dan la mano, en el que dentro y fuera, arriba y abajo son lo mismo?.


 Bendito seas Angel Piedras por ser memoria y liberación de muchos. Gracias por ayudarme a recordar...



 RSB





"El desapego en la acción no es alcanzable mediante la pasiva inactividad. Ni la suprema perfección es alcanzable por la mera renuncia". 


 "Lo irreal nunca ha existido; lo Real nunca ha dejado de existir".



                                                                                     EL BHAGAVAD GITA






lunes, 26 de noviembre de 2012

Devótamente tuya









  Una vez creí que esta canción me conducía a alguien (bendito seas allá donde te encuentres). Hoy, se la dedico a mi hija. Ese ser que eligió venir a este mundo a través de mí y que me acompañó incondicionalmente durante años de marejada emocional. A mi hija...a quien a veces causo dolor al tratar de favorecer su enraizamiento en esta dimensión tan maravillosa pero...tan dura; a quien, como a un joven arbolillo que es inclinado por los fuertes vientos, he de sostener en su crecimiento con pilares que la contengan...aunque estos pilares...sean mentira.

 Tu dolor es siempre mi dolor. Mi labor es la de acompañarte hasta que desarrolles por ti misma esa fuerza interna que te permita traspasar esos límites...esos pilares de contención...que nunca fueron verdad.

 Devótamente tuya.


 RSB



jueves, 22 de noviembre de 2012

Era de noche










                                                               Yo te buscaba.
                                                  Te buscaba con mi olfato
                                                  te buscaba con mi cuerpo.
                                                  Era de noche.
                                                  De noche en el bosque.
                                     
                                                  Te buscaba...
                                                  con los ojos cerrados
                                                  con el ojo en mi útero 
                                                  y era de noche.
                                                  De noche en el bosque.

                                                   Sonidos en mi piel. 
                                                   Mi piel erizada
                                                   desnuda...escuchaba
                                                   de noche,
                                                   en el bosque.

                                             
                                                             RSB


                                      

martes, 20 de noviembre de 2012

El Camino







                                                                  DEDICADO



  A todos aquellos que una vez se sintieron solos, diferentes, raros, locos...maltratados y rechazados por el entorno por manifestar una verdad que no encajaba con el "momento", con el "lugar" (aunque siempre era el momento y el lugar).

                          A todos los que guardaron memoria del Camino.

                               A los niños Indigo de todos los tiempos.

                                      
  A los Eternos Peregrinos...



                                                            RSB





lunes, 19 de noviembre de 2012

Apoptosis celular




                                                                      Sin titulo. 2011. RSB


                                               






 Intuyo que nuestra conciencia -nuestra Alma o "eso" que da vida a nuestra materia- es algo grande, muy grandey que "no cabe" en nuestro cuerpo; en este cuerpo que hoy tenemos. Solo una parte se introduce en él. El resto...quizás se encuentre disperso en otras vidas, en otros mundos, en otros "yoes" que viven paralelos a este RSB y con los que tengo posibilidad de comunicarme y, así, ampliar mi visión.

 A veces me veo como una pequeña célula en la punta del dedo meñique de la pierna izquierda de un gran organismo a la que le tiene que llegar con fluidez y claridad, no sólo la sangre con el oxígeno necesario para realizar sus funciones vitales, sino también los pensamientos, las emociones, la información que ese gran cuerpo maneja a nivel central. Una célula que ocupa un lugar concreto con una función específica.


 Apoptosis celular

 La muerte celular programada o apoptosis es el conjunto de reacciones químicas que ocurren en las células cuando se diferencian y ejercen funciones normales, concluyendo tras un cierto número de divisiones celulares con la muerte celular de una forma ordenada y silenciosa.
 En contraste con la necrosis, que es una muerte celular resultante de un daño agudo de los tejidos, la apoptosis es un proceso ordenado que generalmente confiere ventajas al conjunto del organismo durante su ciclo de vida. Por ejemplo, la diferenciación de los dedos humanos durante el desarrollo embrionario requiere que las células de las membranas intermedias inicien un proceso apoptótico para que los dedos puedan separarse.

 La apoptosis puede ocurrir también cuando una célula se halla dañada y no tiene posibilidades de ser reparada, o cuando ha sido infectada por un virus. La "decisión" de iniciar la apoptosis puede provenir de la célula misma, del tejido circundante o de una reacción proveniente del sistema inmunológico. Cuando la capacidad de una célula se halla dañada por una mutación o si el inicio de la apoptosis ha sido bloqueado por un virus, la célula dañada puede continuar dividiéndose sin mayor restricción dando lugar a un tumor.

 La muerte celular programada es parte integral del desarrollo de los tejidos tanto de plantas como de animales pluricelulares y no provoca la respuesta inflamatoria característica de la necrosis. 

 Wikipedia

                                                                                  
 La muerte es una puerta que cruzar, un desierto que atravesar, una mochila que vaciar, una decisión que tomar, un espacio sin tiempo ni horizontes, un tránsito de dudas y confusión. Miedo ante lo desconocido, lo inexplorado. La muerte es tan real como la vida.

  Aprender a morir para vivir desde otro "yo" con una mayor "capacidad funcionante" con una mayor "capacidad receptiva". 


 RSB




domingo, 18 de noviembre de 2012

Lighthouse








 "Creeis que la realidad termina donde termina vuestra visión. Debéis entrenaros en mirar entre los acontecimientos, entre los objetos, en vuestro interior, en esos momentos en los que parece que no estáis haciendo nada. Estad atentos a los acontecimientos que parecen no tener sentido, pues a menudo son, las pistas que conducen a acontecimientos mayores no visibles"


                                                      HABLA SETH II. Jane Roberts. Ed. Luciérnaga            


     

viernes, 16 de noviembre de 2012

Cómo mirar...cómo escuchar









 "Si los aspersores saltan por error, deberías tomar nota. Puede que signifique algo. Y si encuentras que el agua de tu piscina está un poquito viscosa...entonces, definitivamente, significa algo.

 Hay alguien viviendo bajo tu piscina. Una narf. Una variedad muy rara de ninfa marina...Ella nada en la piscina para que alguien de tu casa la vea. Este es su propósito.


 Podría ser tu hermano, tu hermana, uno de tus padres, o incluso alguien que esté de paso en tu casa. La verán sólo un instante. Volverán a mirar y ya estará bajo el agua. Pensarán que ha sido su imaginación...una mujer nadando en la oscuridad en la piscina.


 Entonces sentirán que algo sucede dentro de su pecho. En algún lugar entre su corazón y sus pulmones, sentirán un hormigueo, como las punzadas que nos dan cuando permanecemos sentados demasiado tiempo y se nos duermen las piernas. Este hormigueo ocurre porque algo que estaba dormido en el interior de esas personas -algo que ni siquiera sospechaban que estuviera ahí- ha despertado."




      LA JOVEN DEL AGUA de M. Night Shyamalan. Ilustraciones de Crash McCreery.

                                                       Ed Berenice




                            http://www.youtube.com/embed/pcKCedfeAkk




miércoles, 14 de noviembre de 2012

Soñándo-me




                                                               Fuente: Blog Fernandinho Marconi




  Somos soñadores. Soñamos el mundo que vivimos. Creamos el mundo que habitamos. Las emociones son la paleta de colores de nuestros sueños. Hay cuadros arco iris. Otros, monocromáticos. Todos son hermosos y bellos porque TODOS son...manifestación de nuestra ensoñación. 


 Hermosos y amados personajes de mis sueños que sois manifestación de mi SER...gracias por ser creadores. Gracias por ser inspiración y, a la vez, dioses de vuestro mundo. Gracias por ser el recuerdo de la belleza que nos inunda, el recuerdo de ALGO que llena nuestras copas, ALGO que también...nos sueña. A través de vosotros yo me vivo y me re-conozco infinita.


 Mi corazón se agranda cuando escribo esto porque los gritos, la tristeza y el dolor de anoche en el hospital toman otra dimensión en mi interior. Abrazo mi alma que ha sido capaz de recorrer tanto, de imaginar, de crear...tantos cuadros, tantas vidas diferentes...tantos mundos paralelos.


 RSB



                                                        Fuente: Danza del Tao


lunes, 12 de noviembre de 2012

Puntos de Inflexión




                                                                              Boceto. RSB


                                                            Fuente: Blog Déjame que te cuente



                                   
                                
 Esta es una carta que nunca llegó. No fue leída por la persona a la que iba dirigida pero me ayudó a verbalizar uno de los acontecimientos que se sucedieron en un periodo de mi vida que supuso un antes y un después en mi trayectoria vital. Más tarde... quedó olvidada en un cajón.

 Hoy me gustaría compartirla. Hoy que trato de vivirme desde la vulnerabilidad, hoy que parece que el mundo se encuentra en un punto de inflexión...me gustaría compartir cómo me sentí en aquellos meses en los que mi vida, tal y como la conocía, quedó interrumpida; aquellos meses que se convertirían en casi tres años en los que tuve que asumir un grave error en el ejercicio de mi profesión (error que con el tiempo abracé y agradecí por todo lo que despertó en mí) y un cambio importante en mi vida personal (cambio que supuso una gran enseñanza en la vivencia de lo que hay detrás de la palabra amor).

 Desde aquellos días otras pérdidas, otros puntos de inflexión se han sucedido en mi vida pero ninguno tan impactante, doloroso, tan oscuro, y a la vez tan luminoso, como aquel.



 Una vez recorrí tu mismo camino. Una vez tus pasos...fueron mis pasos. Y sentí miedo. Mucho miedo. Sentí culpabilidad. Mucha culpabilidad. Y al principio era tan grande su peso y ocupaba tanto espacio en mi corazón, que no me permitía ver nada más. Unicamente deseaba desaparecer...Luego, poco a poco, otras emociones fueron surgiendo. Sentí ira, cólera, frustración. Sentí una profunda tristeza y soledad.
 Creí que nunca saldría de ese pozo frío, profundo y oscuro en el que había caído o en el que...me habían empujado. Pero no fue así. El ser humano, la mujer que había detrás de la profesional, ya no fue la misma. Era alguien consciente de quien era y consciente del mundo en el que vivía. Una persona que se había enfrentado con sus miedos y había salido victoriosa. Eso cambió mi vida y, hoy, doy gracias por ello. Doy gracias por haber tenido la oportunidad y haber sabido aprovecharla.

 Somos seres humanos y como tales, con "nuestros aciertos y nuestros errores". Es algo intrínseco a nuestra humanidad. A veces "los errores", juzgados desde nuestros sistema moral, desde nuestro sistema de valores, pueden ser considerados como algo horrible, catastrófico, imperdonable. Pero no hay azar en esta vida. Todo forma parte de un gran puzle, de una gran figura que no somos capaces de ver pero que, a veces, con el paso del tiempo o el aumento de lucidez...se nos permite intuir.

 En el mundo existe la luz y también la oscuridad. Una sin la otra no son nada. No pueden existir por separado. Pero...en el mundo...también existen las sombras. Sombras proyectadas por objetos y seres que habitan en él. Son esas sombras las que nos producen miedo. Nos enseñan a no verlas o a verlas fugazmente y no darle importancia. Es esa parte de nosotros mismos que ocultamos o de la que no somos conscientes la que provoca las guerras, los conflictos, las corazas, el juicio, el rechazo y los linchamientos entre los seres humanos.

 La vida es susceptible de convertirse en muerte y la muerte en vida y eso es algo que tendemos a olvidar cuando nos invade la sombra...el miedo...el dolor...la angustia. 


 No te rindas preciosa. No te des por vencida. Tienes mucha vida por delante y mucha gente a quien ayudar a sanar. No volverás a ser la misma...pero la mujer que renacerá de esta experiencia será alguien tan especial y valioso, con una capacidad de entender la naturaleza humana tan profunda y luminosa, que su aportación a un mundo lleno de miedos y ceguera será insustituible.

 Aquellas personas que son capaces de enfrentarse a sus errores, aceptarlos e integrarlos en sus vidas, son aquellas que viven manifestando su esencia más profunda y verdadera. No pasan de puntillas por la vida, ni pasan desapercibidas en un hospital.

 No estás sola. Levanta tu mirada y observa a tu alrededor. Bendice tu vida y bendice tus manos.


 Con todo el amor que es capaz mi corazón,


  R.



 PD. te adjunto un pequeño fragmento de un libro maravilloso que a mí me ayudó a tirar del hilo de mis miedos.




 "La iniciación en esta clase de conocimiento es la iniciación que ninguna de nosotras desea, a pesar de ser la única por la que todas pasamos más tarde o más temprano...el terrible momento marca un dramático comienzo para ella: la cercanía de la conciencia y la perspicacia.
 Ningún ser sensible de este mundo puede conservar eternamente la inocencia. Para poder prosperar, nuestra naturaleza instintiva nos induce a enfrentarnos con el hecho de que las cosas no son lo que a primera vista parecen...la pérdida y la traición son los primeros y resbaladizos pasos de un largo proceso de iniciación que nos arroja a la selva subterránea. Allí, a veces por primera vez en nuestra vida, se nos ofrece la ocasión de darnos de narices contra los muros que nosotros mismos hemos levantado y, en su lugar, aprender a traspasarlos.
 Aunque en la sociedad moderna se suele pasar por alto la pérdida de la inocencia de una mujer, en la selva subterránea la mujer que ha experimentado la pérdida de su inocencia se ve como alguien especial, en parte porque ha sido lastimada, pero, sobre todo, porque ha seguido adelante, porque se esfuerza por comprender y por arrancar las capas de sus percepciones y sus defensas para ver lo que hay debajo. En dicho mundo, la pérdida de la inocencia se considera un rito de paso...El hecho de que haya resistido y siga aprendiendo le confiere categoría y la honra".


               Mujeres que corren con los lobos. CLARISSA PINKOLA ESTES.


                                                 

miércoles, 7 de noviembre de 2012

Historias de Hospital








 En nosotros hay cosas perdidas...cosas que ya no recordamos para qué sirven...de dónde vienen...cosas que ocupan un espacio y a las que no prestamos ninguna atención ni utilidad y que nos condicionan.

 Pero un día...afloran en nuestra conversación...casi sin darnos cuenta.




 Mientras actualizabas la hoja de enfermería nos contaste la historia de cómo la vida puso en tus manos a la persona que tu familia creía causante de la muerte de tu hermana. Una conversación intrascendente entre tú y él te llevó a esa conclusión. "Fue mi paciente" nos decías. Luego...los recuerdos de infancia de tu madre quien no consiguió superar la pérdida de su hija...de su falta de atención hacia el resto de sus hijos...de cómo tú asumiste el papel de madre de tus hermanos...de la historia de tu abuela quien también perdió a su hija al igual que tu madre..."Yo no puedo sentir odio, sólo tristezaSé lo difícil que es despedirse de un hijo, no la culpo. Tampoco a él. Yo creo que no fue consciente de su error". Pero también repetías "desde ese día mi madre no se fió de nadie. Yo tampoco lo hago". En ese momento recordé tus palabras cuando pocas horas antes al verte desbordada de trabajo te ofrecí mi ayuda y me contestaste: "Muchas gracias. Es un alivio sentirse apoyada. Te da seguridad...".

 Tengo el privilegio de ser observadora del trato exquisito que dispensas a todo aquel que durante unas horas se encuentran bajo tu cuidado y que se vive desde la fragilidad y la vulnerabilidad, probablemente, como tú te viviste siendo niña. Y me recuerdas que el ser humano es capaz de transmutar el plomo en oro...pero que...a veces...quedan restos...recuerdos...pesos trasladados y asumidos...cosas perdidas que esperan ser rencontradas y reutilizadas o...simplemente...liberadas de una vibración, de un mundo, que ya no es el suyo.

 Gracias.


 RSB 




lunes, 5 de noviembre de 2012

Ser Puente







                                                                      Ser tronco,
                                                        puente,
                                                        enlace.
                                                        Palabra que reconoce
                                                        y se reconoce.
                                                        Orgullo que ensalza
                                                        y se ensalza.
                                                        Mirada que acoge.
                                                        Corazón que sana.
                                                        Mano extendida que une,
                                                        acaricia,
                                                        impulsa.


                                                           RSB
                                   
    
               

 "¿Aficionado a las mujeres?. Sí, lo soy, amigos míos...pero ciertamente no por lo que las malas lenguas dejan suponer. Sí, os lo digo, amo a las mujeres...por lo que los hombres no son...o lo son en muy raras ocasiones. Amo a las mujeres porque están destinadas a ser copas en las que el vino de mi Padre se vierte fácilmente. El corazón de una mujer...que sabe ser mujer, es un receptáculo. Está hecho para recibir las fuerzas de lo que llamamos invisible, inaudible, pero que en verdad resulta ser la Escritura y la Lengua eternas.
 Una mujer que sabe ser una verdadera mujer sabe ante todo escuchar...Llega a reconocer la Presencia en el corazón del desierto con tanta seguridad como la Ausencia en medio de una multitud. Reconoce el perfume de la Verdad y el olor de la mentira, la fuerza de la Fragilidad y la debilidad de la fuerza. Su corona es la de la Sensibilidad, su cetro el del Don y su cimiento se llama Paciencia...


           El Testamento de las Tres Marías. DANIEL MEUROIS. Ed Isthar Luna-Sol.